spot_img
HomeCampo MinadoMARA LEZAMA CON LOS PIES FIRMES SOBRE LA TIERRA Y LA MIRADA...

MARA LEZAMA CON LOS PIES FIRMES SOBRE LA TIERRA Y LA MIRADA FIJA EN EL HORIZONTE.

CAMPO MINADO.

Por Joaquín Quiroz Cervantes.

Y después de las campañas y elección, empieza a tejerse fino para lo venidero, cientos de especulaciones, versiones, pronósticos disfrazados de deseos, empiezan a salir desde las charlas de café, otros más con bola de cristal y no falta quien quiera jugarle al mago sin siquiera tener varita, y bueno pitonisas y demás es lo de hoy.

Aquí debe quedar algo muy claro, a partir del 25 de septiembre de manera formal la jefa política de Quintana Roo se llama Mara Lezama, y desde el momento de ser votada y unos días después al recibir su constancia de gobernadora electa, el reflector, esperanzas y miradas se posan sobre la mujer que presidió la más importante comuna de la entidad y que llevará por cinco años los destinos del más joven Estado del país.

Mara Lezama es un caso muy interesante desde el punto de vista del análisis político, ya que mientras decenas de personajes en la política han buscado posiciones de poder, por medio de ostentar largas carreras en las huestes de la grilla, y la descomposición que ha traído con ello, la actual gobernadora electa apostó y ganó desde su incursión en la misma.

Durante años diversos políticos han soñado con ser ediles de Benito Juárez, se les ha ido la vida en ello, incluso han truncado sus carreras al no ser beneficiados con ello, Mara Lezama la primera ocasión que compite en política es por dicha posición, y arrasa en su primera aparición en una boleta.

Dos años después hace lo propio en la reelección y fue la única en esa votación que consiguió refrendar el apoyo ciudadano, ya que los otros ediles que buscaban ser votados nuevamente para seguir presidiendo sus comunas en 2021 fueron rechazados y hoy son mediocres regidores en el olvido, políticas y políticos en extinción, como Víctor Mas, Pedro Joaquín, Laura Beristain.

Hoy Mara Lezama ha sido la primera mujer que ha ganado una gubernatura para Quintana Roo, y dejó muy atrás a sus contrincantes, quienes incluso después de su incursión en la contienda por “la grande” de la entidad en este 2022, se fueron al olvido y acaban de extinguir su carrera, ya que son un antecedente de derrota y rechazo ciudadano, e incluso se ratificaron como perdedores.

Mara Lezama está siendo un referente de MORENA, de la 4T y del proyecto político del presidente López y sus cercanos, en primera fila y con el respaldo ciudadano se convierte la gobernadora electa en un referente de triunfo total y sin aún haber asumido el mandato constitucional, ya tiene un lugar preponderante y protagónico en el escenario nacional.

Así que antes de empezar con especulaciones y jugarle al adivino de qué hará, a quién nombrará, que decisión tomará, Mara Lezama ha demostrado de qué está hecha y su crecimiento político, el colmillo y olfato como buena comunicadora lo tiene más desarrollado que muchas y muchos que por horas de vuelo creen que saben mucho y de todas todas, muchas sorpresas y sorprendidos habrá en los próximos días.

MARA: ROMPER CON EL PASADO, PARA PODER CONSTRUIR EL FUTURO.

Por Indhira Carrillo

La gira de agradecimiento de Mara Lezama, con 9 municipios visitados y los 2 restantes en la agenda, terminará el martes en Cancún, está dejando entrever de qué está hecha la primera mujer y primera morenista que gobernará Quintana Roo dentro de solo tres meses.

La gobernadora electa saluda, sonríe, abraza y, sobre todo, habla con la gente que le dio su voto.

Si leemos bien entre líneas lo que está comunicando en esta gira, a unas semanas de su victoria, viene una transformación, una sacudida para la clase política y para el establishment, la nomenclatura, esos grupos que durante ocho administraciones gobernaron el estado y que este año se acercaron, la rodearon y hasta cambiaron de ropajes para tratar de sobrevivir subiéndose a la ola morenista.

Lo que Mara ha dicho en su gira de agradecimiento es sumamente interesante, porque nos permite asomarnos a lo que se está gestando, a su visión de gobierno y su percepción del contexto político de este 2022.

Recordemos que ella surge en política de la mano de Andrés Manuel López Obrador antes de que fuera presidente de México, no tiene pasado priista, panista, perredista o ningún otro partido, salvo Morena y sus aliados verdes, ahora se apresta a “defender y romper los cánones” locales para impulsar la Cuarta Transformación, pese a cacicazgos, guerra sucia y muchas artimañas a la vieja usanza, así lo expresó en su visita a Cozumel, la cuna política de la clase política hasta ahora.

Es decir, interpretemos: no tiene que responder a ningún grupo local del pasado.

Más allá de la clase política, para la ciudadanía, la sociedad en general, Mara comunica que se apresta a “escribir las páginas más bellas de Quintana Roo”, así lo prometió en Chetumal, la capital del estado en la celebración de su triunfo.

En Solidaridad en su mitin de agradecimiento dijo claramente que se debe al esfuerzo de los ciudadanos, que “valió la pena y hoy por primera vez, una mujer de izquierda, una mujer de Morena” tomará las riendas de un estado gobernado históricamente por hombres. Que las mujeres nunca serán relegadas en su gobierno, que este triunfo es “por las que están, por las que vienen y por las que no han nacido”.

Léase bien “una mujer de izquierda, una mujer de Morena”, la única candidata mujer del partido guinda que ganó una de las 6 gubernatura en disputa en este 2022.

En Tulum, el municipio que gobierna Marciano Dzul, que aportó más votos en proporción a su población, la gobernadora electa dio un esbozó del Nuevo Acuerdo por el Bienestar y Desarrollo de Quintana Roo que será el eje de su gobierno Morenista, mientras que en Puerto Morelos indicó que por primera vez “el Plan Estatal de Desarrollo se construirá con la participación activa y permanente de la sociedad”. Mara está definiendo ya como aterrizar la 4T y sus políticas públicas desde la administración estatal que encabezará a partir del próximo 25 de septiembre.

Esto unido a que el Gobierno Federal comprometió obras por un monto superior a los 10 mil millones de pesos en este año, que traerán desarrollo y expansión al estado: el Puente vehicular Nichupté en la zona hotelera de Cancún; la modernización del Boulevard Colosio, la entrada principal de Cancún; el Aeropuerto de Tulum y el Tren Maya.

Todo esto realmente hace pensar que “las páginas más bellas de Quintana Roo” están por escribirse sí, y solo si, Mara Lezama, rompe los cánones locales para impulsar la Cuarta Transformación, diluye cacicazgos y aprovecha la oportunidad para renovar, a pesar de presiones, artimañas, guerra sucia y chantajes.

Veremos el primer esbozo de su gobierno al definir su equipo de entrega-recepción y gabinete. Se espera que tenga todo esto bien medido y, como usando una de sus frases “siga rompiendo paradigmas.”

LA ALINEACIÓN GUINDA Y LAS EXPECTATIVAS DE TRANSFORMACIÓN.

Por Anwar Moguel

Si algo da esperanzas a los quintanarroenses de que las cosas mejoren para el Estado en temas torales como seguridad, salud y desarrollo económico -sobre todo en la zona centro y sur- con el próximo gobierno de Mara Lezama es justamente que los poderes políticos de los tres niveles de gobierno están alineados en perfecta sincronía.

Desde la presidencia, la gubernatura, las presidencias municipales -las tres que gobierna la “oposición” ya se cuadraron con Mara Lezama-, y también los Congresos federal y estatal, están bajo una misma doctrina política, lo que en teoría debe poner todas las facilidades para la gobernanza en Quintana Roo, amén de destrabar bloqueos para que fluyan recursos y proyectos de inversión.

Por ello, la expectativa de los ciudadanos que votaron a favor de una transformación es muy alta en nuestro estado, peso que recae en los hombros de la primera mujer gobernadora que tendrá Quintana Roo.

Mara Lezama tiene el enorme reto de retribuir esa confianza con un gobierno de resultados y cercano a la gente, para no repetir el ciclo de desencanto que se da cada sexenio. Y es que, como se sabe, del tamaño de la expectativa suele ser la decepción cuando se pierde el respaldo ciudadano.

La gobernadora electa, cada vez más activa y más respaldada por la cúpula nacional morenista, tiene plena conciencia de su responsabilidad histórica, así lo ha reconocido en sus discursos incluso fuera del estado, como el que dio en Coahuila este fin de semana.

Los ciudadanos permanecen esperanzados pero vigilantes por las malas experiencias del pasado. La primera evaluación será la definición del equipo de transición que puede ser un indicativo de lo que viene, del rumbo que marcará de arranque el próximo gobierno. Allí empezará la evaluación de desempeño de la gobernadora electa.

Y eso está a la vuelta de la esquina.

EL RETIRO DE LAURA FERNÁNDEZ Y EL DOCTOR PECH.

Por Javier Chávez Ataxca

Goleados en la pasada elección del cinco de junio, cuando compitieron contra Mara Lezama por la gubernatura, Laura Fernández Piña y el Doctor José Luis Pech Várguez no han asumido un liderazgo que vaya levantando de la lona a los partidos que representaron: PRD y PAN –en el caso de la diputada federal y exalcaldesa de Puerto Morelos– y Movimiento Ciudadano, hablando del Doctor Pech que logró incrustar como diputada plurinominal a su recomendada Maritza Deyanira Basurto Basurto, sin el mínimo antecedente de participación partidista y menos en el Movimiento Naranja.

Laura Lynn Fernández Piña y el Doctor Pech ocupan posiciones legislativas de partidos que ya no representan y desde ahí tendrán que ir abonando la recuperación de sus partidos damnificados. La misión de Laura –en caso de que se anime a emprenderla– es más complicada porque tendrá que sacar del estado de coma al PRD y al PAN, partidos que hace seis años estaban hinchados de orgullo por haber expulsado al PRI de Palacio de Gobierno para acompañar a Carlos Joaquín González.

Laura está resignada con la diputación federal que le entregó el Verde Ecologista, con cuyo dueño –Jorge Emilio González Martínez, El Niño Verde– rompió y a quien desafió abiertamente al calor de la campaña electoral. Ella tiene su blindaje funcional hasta 2024 y a partir de ahí quedará a merced de los embates venenosos del Niño Verde.

La tarea del Doctor Pech también es compleja porque el senador tendrá que impulsar el fortalecimiento del Movimiento Naranja, pero hasta ahora se ha mantenido al margen y sin hacer química con la dirigente estatal del partido, Lidia Rojas Fabro, a quien impidió ser diputada plurinominal con un insensato gesto de descortesía.

Pech mantiene en su poder la senaduría que obtuvo por el efecto arrasador de Morena en la gran elección de 2018. En 2024 quedará sin esa posición tan importante y está obligado a definir su participación partidista, comprometiéndose a fortalecer al Movimiento Naranja ´para la batalla presidencial y las 11 alcaldías que estarán en juego.

LA ESPERANZA BLANQUIAZUL

Por Sandra Romero

En el Partido Acción Nacional (PAN) ya aceptaron su nueva realidad de casi desaparecer en las elecciones del 5 de junio, por lo cual ahora lo poco que queda pretende agruparse y esperar a que, por su propio origen, en Morena y aliados se dividan y confronten por los espacios de poder.

Al interior del PAN creen que la racha de suerte de la 4T se irá en picada a partir del 2024, es dos años pues, y que a partir de ese momento volverán las oportunidades de recuperación reales y de ganar terreno.

Los panistas ya hacen cuentas y creen que el desencanto de los ciudadanos será pronto en Quintana Roo, sobre todo al conocer los nombres del próximo gabinete estatal.

En la misma tesitura está el Partido Revolucionario Institucional (PRI), en donde tienen la certeza que ya sin Andrés Manuel López Obrador en las boletas y fuera del gobierno, el panorama será muy diferente para la 4T.
“El PAN tiene pilares no se sustenta en una persona”. 1939 al 2022, son 83 años Morena no llegará más que a 12. Se desfundará como se desfundó el PRD es el argumento de un panista de hueso colorado.

Pero mientras la debacle de Morena y aliados llega, los panistas tendrán que comerse un plato de resignación, otro de humildad y un poco más de acercamiento con los ciudadanos, si realmente quieren volver a ser opción entre el electorado dentro de unos 10 años.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img