spot_img
HomeColumna X La LibreLa reforma judicial: una oportunidad para el cambio

La reforma judicial: una oportunidad para el cambio

*La reforma judicial y la adecuación de espacios en el Congreso del Estado son temas que deben tratarse con seriedad y conocimiento, no con berrinches y gritos al aire

Por Joaquín Quiroz Cervantes

En los pendientes que deja el presidente López, destaca el tema de la reforma judicial. Esta situación busca concretarse en el Congreso de la Unión antes de la salida del actual mandatario, incluso ya con la llegada, en octubre, de la presidenta Claudia Sheinbaum Pardo, se espera que esté avanzada.

El presidente López ha señalado que se debiera dar la oportunidad a los jóvenes abogados egresados de las universidades para ocupar posiciones de jueces y magistrados, ya que tienen el ímpetu y las ganas de hacer justicia. Tristemente, en el camino, algunos se pierden en la corrupción, demeritando así la acción jurídica y de la justicia.

Asimismo, el mandatario reconoció que en su reforma se les pasó eliminar el requisito de que los aspirantes a jueces y magistrados deban contar con cinco años de experiencia en el Poder Judicial para poder ocupar estas carteras.

Sin duda, hay jurisconsultos que deben de rasgarse las vestiduras con lo dicho por López. Sin embargo, en un ejercicio de conciencia y realidad, la gran mayoría de jueces y magistrados del Poder Judicial de Quintana Roo, así como de instancias como el tribunal electoral de la entidad, han demostrado que los requisitos ortodoxos y trazados, en muchas ocasiones, se borran con la voluntad de un gobernante. En la práctica, existen decenas de ineptos despachando como jueces y magistrados.

Hemos sido testigos de la llegada de magistrados y jueces sin experiencia al Poder Judicial de Quintana Roo.  Sin embargo, para verse envueltos en escándalos, como colocar a sus cónyuges como jueces, aun cuando reprobaron el examen de oposición, ahí sí son expertos, y es una realidad. También hay personajes que estuvieron como interinos, como Adolfo del Rosal, cuyo único objetivo fue pasar la aspiradora al erario. Además, aquellos que llegaron sin cumplir con los requisitos, pero con una orden de personajes como el ex gobernador Carlos Joaquín fueron nombrados magistrados.

Y bueno, no todos, pero, ¿cuántos jueces ineptos hay, que no rebuznan porque no saben la tonada? Sin embargo, hay quienes piensan que tenemos el sistema judicial más premium del mundo y no merece ser tocado. Todo lo contrario, a varios  especímenes llenos de corrupción e ignorancia existen en diversas instancias judiciales de la entidad.

¿Qué tal la mayoría de los magistrados que han desfilado por el Tribunal Electoral de Quintana Roo, con muy honrosas excepciones? Tremendos corruptos, ignorantes y están en todo menos del lado de la ley y la justicia.

Será interesante ver el desenlace de estas reformas y cómo este cisma puede revolucionar realmente el sistema judicial, sobre todo quitando de en medio a los que se creen un dechado de sabiduría, un faro de conocimiento, cuando en realidad son expertos en putrefacción.

La triste comedia de los organismos “patito”

Es de mucha pena ajena ver cómo siguen pululando organismos “patito” que buscan aglutinar a algunos integrantes de la sociedad civil. A pesar de que ya existen organismos gremiales bien constituidos, estas grillas, botines políticos, y demás argucias permiten que algunos, con aspiraciones de servicio público, se inventen sus colegios y asociaciones. No tienen ni la más mínima relevancia política ni social, pero justifican “alzar la voz” solo porque tienen boca, emitiendo penosas declaraciones sin sustento alguno.

Un claro ejemplo es la presidenta del Consejo Ciudadano de Chetumal, Georgina del Socorro Marzuca Fuentes. Ella se desgarra las vestiduras, junto a otros pocos capitalinos, por la construcción de un comedor para empleados del Poder Legislativo y la adaptación de una cafetería. La diputada presidenta de la Jugocopo, Jisel Castro Marcial, ha sido muy clara respecto a este proyecto, pero eso no impide a Marzuca y compañía hacer un drama desproporcionado.

Resulta que una de las propietarias de los tanques de almacenamiento de combustible de Garabana, que son una auténtica bomba de tiempo, se sorprende de que se mueva una pequeña asta bandera de un estacionamiento y se construya un inmueble en un edificio que no tiene ni medio siglo de existencia. Esta absurda ridiculez es solo un capítulo más en la novela de kindergarten que protagonizan estos organismos “patito”.

Para la propietaria del almacén de combustibles, la idea de construir una cafetería en un edificio como el Congreso del Estado es descabellada. Argumenta que es un atentado a la historia, la identidad y el arraigo de los quintanarroenses. Sin embargo, lo que se está remodelando es una obra sin mayor gracia que el edificio que alberga al Poder Legislativo, construido con block, cemento y varilla durante la década de 1980. No se está demoliendo el centro ceremonial de Tulum ni algo de verdadera importancia histórica.

Marzuca Fuentes ha sido clara al señalar que su organización, y otras que están en contra de este proyecto, ven con buenos ojos que el personal de la sede legislativa tenga un lugar digno para alimentarse. Sin embargo, cuestiona tajantemente que antes de buscar un lugar adecuado se les haya ocurrido atentar contra la plaza cívica del inmueble que, según ella, forma parte de la gran riqueza cultural de la ciudad. Es de pena ajena que estos organismos “patito” opinen a la ligera, sin sustento ni idea alguna de lo que se habla. Y, peor aún, que lo haga alguien cuyos negocios familiares son una bomba de tiempo y un constante riesgo para la población chetumaleña, a la que dice tanto cuidar, proteger y exigir se respete.

En definitiva, es un triste espectáculo ver cómo estos personajes intentan ganar relevancia a través de patéticas protestas y declaraciones. La reforma judicial y la adecuación de espacios en el Congreso del Estado son temas que deben tratarse con seriedad y conocimiento, no con berrinches y gritos al aire de quienes buscan un protagonismo infundado. Marzuca Fuentes debiera de estar más ocupada en ver que se reubiquen los tanques que tiene enclavados en el centro de la capital a escasos metros del aeropuerto, de un gasera y gasolineras, ahí sí debiera estar atenta a moverlos de sitio y, lo mismo sus compañeros empresarios, exigir que se actúe contra esta bomba de tiempo, no ocuparse en criticar que se mueva un porta banderas y una estatua que se llevará a unos metros más.

Curva peligrosa…

En tiempos de huracanes, contar con gas natural es una de las medidas más seguras y confiables para asegurar el suministro energético en nuestros hogares y negocios. A diferencia de otras fuentes de energía, el gas natural es menos susceptible a interrupciones causadas por condiciones climáticas extremas, ofreciendo una tranquilidad invaluable durante y después de la tormenta.

Pronto, Playa del Carmen y Cancún podrán disfrutar de esta seguridad adicional, ya que se implementará el servicio de gas natural en estas áreas. Esta iniciativa no solo fortalecerá la infraestructura energética de la región, también brindará a los habitantes y turistas una alternativa más segura y eficiente frente a los embates de la naturaleza.

Y recuerden… esto es sólo para informad@s, si ustedes no estuvieran ahí leyendo yo no estaría aquí escribiendo, y si ser Malix el Huso Horario, el Whatsapp, el Facebook, X, la CFE, López, el Covid19, los troles y envidiosos nos lo permiten, nos leemos pronto, Dios mediante, pero que sea XLaLibre.

Mi correo: quirozjoaquin@yahoo.com.mx. Sígueme en X @joaquinquirozc y Facebook porlalibrecolumna #Xlalibre #yotambiensoymalix #soyquintanaroo

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Publicidad -spot_img