spot_img
HomeColumna X La LibreGUINDANA ROO Y LA 4T CON TODO AL MENOS EN 10 DE...

GUINDANA ROO Y LA 4T CON TODO AL MENOS EN 10 DE 11 MUNICIPIOS Y EN LAS 2 SENADURÍAS, Y LAS 4 DIPUTACIONES FEDERALES.

Por Joaquín Quiroz

Mis cinco lectores, sujeten sus sombreros porque el safari electoral en la selva quintanarroense promete ser más exótico que un episodio de telenovela política a la mexicana.

 Aquí, donde el mar Caribe besa las orillas de un escenario político tan colorido como su arrecife, los candidatos de la 4T se multiplican con la misma agilidad que los vendedores de souvenirs en playa del Carmen.

Iniciamos este recorrido con una ojeada a los dominios del sur, donde parece que la alcaldía es un juego de sillas musicales donde solo suena una canción: la melodía de la 4T. Yensunni Martínez y ‘Chepe’ Contreras bailan al ritmo de la reelección, pintando de guinda hasta la laguna de los siete colores. 

En contraste, los partidos de antaño, PRI, PAN y PRD, y sus “figuras” parecen más perdidos que turista sin Google Maps, brindando un espectáculo de lástima que ni para postales sirve.

Ah, ¡pero cómo olvidar Felipe Carrillo Puerto! Aquí, la trama se espesa como un buen mole poblano. María Hernández parece tener su trono asegurado, mientras la decana regidora, Paoly Perera, con una tenacidad digna de un personaje de novela de Corín Tellado, vuelve al ruedo. 

Esta veterana de la política, que parece adherirse a su silla en el cabildo como barniz a madera vieja, está lista para lanzarse por cuarta vez al hilo hacia la regiduría, convirtiendo la derrota en un arte y la supervivencia política en un acto de magia digno de Houdini.

La ironía está servida, estimados lectores, en la mesa política de Carrillo Puerto. Perera, en un giro que roza lo cómico, ha encontrado en la derrota un modo de vida, un mantra de “perder para ganar”, donde sus tropiezos electorales se convierten en victorias regidoriles. Uno no puede sino preguntarse si en realidad es una estrategia maestra disfrazada de tragicomedia electoral.

Desviándonos hacia Tulum, nos encontramos con un baile de máscaras donde ex panistas y joaquinistas quieren cambiar de disfraz político más rápido que de opiniones. Pero, ¡oh sorpresa!, parece que la 4T ya tiene su rey de carnaval en Diego Castañón, dejando a sus rivales con las ganas y la esperanza de que el próximo cambio de marea los favorezca.

En Cozumel, el naufragio del PRI-PAN-PRD se vislumbra con un ‘princeso’ regidor que parece más preocupado por su reputación en redes que por la gestión municipal. Mientras tanto, Juanita Alonso se prepara para otra travesía capitaneando el barco de la 4T, con el viento en popa y la vista clara hacia el horizonte electoral.

Ah, pero Playa del Carmen nos presenta un drama digno de un Óscar, con MORENA haciendo malabares para distanciarse de las “pillerías” de antaño de los Beristain, mientras Lili Campos espera, telón en mano, lista para la ovación del tercer acto. Y no olvidemos a María José Osorio Rosas, quien podría cerrar el telón al joaquinismo con una elegancia que haría palidecer a cualquier actriz de reparto.

En Benito Juárez, el escenario está listo para la gran función de Ana Paty Peralta, mientras sus oponentes, “hugol” y el “diamante negro”, parecen más interesados en el papel de antagonistas en busca de un giro de trama que les dé el protagonismo que tanto anhelan, secundados por un padre desesperado que quiere librar de la cárcel a su perdedora hija.

Finalmente, en Isla Mujeres, Atenea Gómez Ricalde teje su trama política con la maestría de una guionista ganadora del Emmy, asegurando su saga en la 4T con un final feliz que ni los críticos más agudos podrían anticipar.

Así que, mis estimados electores, el pronóstico para el 2024 es una saga 4T con un reparto estelar en casi todos los municipios. Para los partidos de oposición, les tocará consolarse con los papeles secundarios y, si tienen suerte, con un cameo en el cabildo municipal. 

Y ahora, abramos el telón a las alturas estratosféricas de la política quintanarroense, donde los escaños de senadurías y diputaciones federales parecen estar ya asignados como los asientos en una premier de cine. 

En este acto de nuestra tragicomedia, el carro completo de la 4T se vislumbra no como una posibilidad, sino como un final de temporada ya escrito por los guionistas de la política.

El único brillo en el firmamento opositor que se atreve a desafiar el monopolio de la 4T se llama Lili Campos, una estrella solitaria en el universo del PAN, que no se aventura en la odisea de los cargos federales, prefiriendo quizás mantener los pies en la tierra firme de su municipio. 

Lili emerge como la heroína de esta saga, la esperanza última de un partido que se aferra a ella como náufrago a un salvavidas.

Mientras tanto, la coalición PRI-PAN-PRD, en un acto de desesperación que bien podría calificar para el Razzie al Peor Guión Original, parece decidida a seguir ofreciendo más de lo mismo, una fórmula tan desgastada como los discursos de campaña que ya nadie escucha. Se les ve, sí, haciendo esfuerzos, pero con la misma eficacia que un vendedor de hielo en la Antártida.

Y qué decir de Movimiento Ciudadano (MC), esos entusiastas aspirantes que, con más ganas que estrategia, se presentan en el escenario político con la esperanza de un papel relevante. 

Entre su regidora chapeadora y sus ex morenos apestados, MC busca encontrar su lugar en el reparto, aunque sea en el rol de la comparsa que anima la escena sin llegar a protagonizarla. 

Si les va bien, podrán celebrar una tercia de regidurías y una diputación plurinominal local como quien celebra un consuelo en la rifa del pueblo.

Así, mis perspicaces lectores, el panorama político para las próximas elecciones federales en Quintana Roo se presenta con la 4T orquestando una sinfonía de triunfos, mientras que el resto de los partidos parecen conformarse con tocar las palmas desde el palco de la orquesta. 

La melodía ya está compuesta, y solo queda esperar a que los músicos tomen sus lugares y la música comience a sonar en este concierto de la democracia.

 
“EL RENACER DEL DEPORTE EN QUINTANA ROO: LA ERA DE ERIK ARCILA”

El deporte en Quintana Roo está experimentando una revitalización, una especie de renacimiento que bien podría equipararse con las más elocuentes historias de redención que tanto nos gustan a los mexicanos. Y en el centro de este resurgimiento deportivo, tenemos a una figura que está comenzando a ser tan conocida en los círculos políticos y deportivos como el balón en la cancha: Erik Arcila Arjona, a quien tuve la oportunidad de entrevistar en nuestro programa radial y podcast De Domingo a Domingo.

A sus 24 años, este joven administrador de empresas egresado de la Anáhuac, y quien ahora agudiza su mente con los estudios de una maestría, está emergiendo no solo como un pilar del marismo, sino como el arquitecto de una nueva era para el deporte quintanarroense. Arcila, con la destreza de un veterano y la frescura de la juventud, ha tomado las riendas de la Comisión para el Deporte de Quintana Roo, y con ello, ha comenzado a escribir una nueva página en la historia deportiva de la entidad.

Erik no solo lleva el ímpetu de la juventud en sus venas, sino que viene armado con una visión que trasciende la edad y la experiencia. En un área que fue sinónimo de corrupción y “robadera” en el pasado sexenio, donde el deporte estuvo en manos de aquellos cuya habilidad para el saqueo era más desarrollada que su pasión por el deporte, Erik está mostrando que la integridad y los resultados son posibles.

Los logros en el deporte bajo su gestión no son promesas en el aire, son realidades tangibles. Se acabaron las épocas oscuras de cajas chicas y negocios turbios bajo el amparo del poder, donde los únicos juegos que prosperaban eran los de la malversación y la avaricia. 

Hoy, las dinámicas han cambiado; hay un nuevo juego en la ciudad y el joven Erik está al frente, manejando con la misma destreza los asuntos de la administración, el deporte y la política.

Su juventud no es un pretexto sino un activo, su formación académica no es un mero título sino una herramienta, y su compromiso con el proyecto de la gobernadora Mara Lezama no es una obligación sino una convicción. Erik Arcila se está ganando la confianza no solo de la gobernadora sino de toda una entidad que observa con ojos esperanzados la transformación de su sector deportivo.

Así que, estimados lectores, mantengamos nuestros ojos bien abiertos. No solo en esta elección sino en las venideras, porque si hay algo seguro, es que Erik Arcila seguirá siendo tema de conversación y no solo en las páginas de deportes, sino en aquellas que narran el avance de los líderes del mañana. Hoy, en Quintana Roo, el deporte tiene un nuevo campeón, y su nombre es Erik Arcila Arjona.

CURVA PELIGROSA..

En los místicos corredores del poder, donde el destino de la nación se teje como un tapiz de antiguas leyendas, se vislumbra una figura que emerge con la fuerza de una profecía cumplida: Mara Lezama, la gobernadora de Quintana Roo, cuyo nombre resuena con ecos de transformación y cuya presencia en el registro de la precandidatura de Claudia Sheinbaum no fue menos que un augurio de alianzas y futuras glorias.

Podemos ver que la comunicadora de profesión y gobernadora de ocupación se está convirtiendo no solo en un referente de la 4T, sino en una suerte de oráculo viviente de la política nacional. No es difícil prever, con el humo del incienso de la popularidad ascendiendo, que Lezama podría pronto estar despachando desde una secretaría de Estado en el corazón del país.

La premonición es clara: su presencia en la primera fila no es casualidad, sino una señal de los dioses políticos de que su estrella está en ascenso. ¿Acaso el destino la ha ungido para jugar en las grandes ligas del gabinete nacional? Con su talento, preparación, experiencia y esa sensibilidad que la caracteriza, el firmamento parece estar alineado para su elevación.

Así, estimados lectores, mantengamos los ojos abiertos y la mente atenta a las señales y símbolos que nos revelarán el camino de Mara Lezama. La constelación política se está reconfigurando, y en este cosmos en movimiento, los astros parecen susurrar que ella es una fuerza a considerar, no solo en el presente electoral, sino en los que están por venir. Veremos, veremos, qué dictaminan los hilos del destino.

Y recuerden… Esto es Sólo para Informad@s, si ustedes no estuvieran ahí leyendo yo no estaría aquí escribiendo, y si ser Malix el Huso Horario, el Whatsapp, el Facebook, Twitter, la CFE, López, el Covid19, los troles y envidiosos nos lo permiten nos leemos pronto Dios mediante pero que sea Xlalibre 

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img