spot_img
HomeCampo MinadoDEBATES SIN DEBATE, ¿PARA QUÉ?

DEBATES SIN DEBATE, ¿PARA QUÉ?

CAMPO MINADO.

Anwar Moguel

Decepcionantes, por decirlo decentemente, han sido los debates organizados por el Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo) que hemos visto hasta el momento protagonizados por candidatas y candidatos a diputados locales que, más que nada, han evidenciado sus carencias y su enorme falta de tablas políticas, con contadas excepciones.

Si se tratara de una película, le recomendaría que no perdiera una hora y media de su vida con un espectáculo tan aburrido, pero esto no es ficción, es la vida real y está en juego el destino de uno de los Poderes de gobierno de nuestro estado, cosa nada menor.

Y es que lo que uno espera ver en el debate es el contraste de ideas e ideologías, el duelo de inteligencias, el encontronazo de argumentos y de propuestas, todo en un marco de interacción entre los candidat@s y rivales.

Pero no, lo que vemos principalmente es un foro de soliloquios donde se repite una y otra vez lo que ya hemos escuchado hasta el hartazgo en spots y anuncios de redes sociales.

Una muestra de que en estos debates hay de todo menos debate, fue el del distrito 14 que se realizó este martes a las 9:00 de la noche, donde ninguno, salvo el panista Fausto Canto, entendió de que se trata el ejercicio.

El candidato panista de ultraderecha se llevó el debate no por sus brillantes propuestas, sino porque fue el único que no. Iba atado a su guion, el único que soltó guantazos a sus rivales invitándolos al duelo de ideas, pero no recibió respuesta.

El Toro de Chetumal, Manuel Pérez Alavez, el único independiente en la contienda, tuvo una destacada participación a nivel de discurso, pero le faltó entrar al ruedo a propinar cornadas a sus rivales. Lo hizo solo en el cierre, donde fue el mejor.

Erika Cornelio de MC y Michelle Medina del PRI, no brillaron pero tampoco quedaron mal, como si lo hizo la neomorenista Elda Xix, a quien le hubiera convenido no ir, pues mostró que no trae nada en su maletín de maestra. Esa ha sido la tónica general. Esperamos que en el debate estelar del próximo sábado, entre los candidatos a la gubernatura, haya más nivel.

QUEREMOS SOLUCIONES, ¿CÓMO LE VAN A HACER?

Indhira Carrillo

Hacer escándalo no es lo mismo que convencer. Polemizar no es lo mismo que gobernar.

Polarizar es fácil. Lo que hemos escuchado hasta ahora en los debates y en el día a día de las campañas tiene muy poco que ver con los asuntos de la vida diaria de las personas y mucho menos con las soluciones a esos problemas cotidianos.

Vamos a mitad de la semana de debates organizada por el IEQROO en Chetumal y se han realizado al menos dos debates “no oficiales” en Playa del Carmen y Cancún.

Falta credibilidad. Es difícil creer en quien no tiene un historial limpio. Una carrera política se construye a lo largo de la vida pública, todo lo que se ha hecho pesa y define. Si hay congruencia se gana credibilidad, sino hay manera de entrar en la simpatía del elector, no te creen.

Quizás por eso las audiencias no han sido nada destacado. La gente se cansa.

Los ingredientes del drama siempre se viralizan: acusaciones escandalosas, la corrupción, la confrontación, el dinero sucio y el abuso del poder generan muchos clics y polariza las opiniones, pero generar conversación en redes sociales y cafés no genera votos, solo es entretenimiento y morbo.

Pero los asuntos de real importancia son los que viven día a día. Las encuestas y los estudios de opinión así lo demuestran, sólo que, plan con maña, ese apartado de preguntas no se difunde.

Las personas que eligen, que emitirán su voto este 5 de junio, tienen claro que quieren y que esperan de quienes se postularon para las diputaciones locales o para la gubernatura de Quintana Roo.

También saben qué temas son los que más les preocupan y les afectan en su vida diaria.

Y Quintana Roo tiene una larga lista de preocupaciones ciudadanas y retos por enfrentar desde el Congreso y la Gubernatura: la inseguridad imperante, la inflación, el sargazo, la movilidad, la regularización de servicios en colonias invadidas, alerta de género, médicos y medicinas, suicidios, embarazos adolescentes y un gran etcétera.

Podemos añadir que cada municipio tiene necesidades específicas, temas que por años las personas han pedido solución, por ejemplo, en Cozumel el alto costo del transporte marítimo que encarece todos los productos básicos, en la zona cañera los caminos sacacosechas y la mecanización del campo, en la zona maya la escasez hasta de maíz para el alimento diario, el abandono de la capital del estado.

Con un reto tan grande, quienes son aspiran a formar parte del Congreso y gobernar Quintana Roo, después de caminar y sentirla necesidad de la gente deberían sentirse abrumados y con toda responsabilidad reflexionar en la tarea que tendrán por delante.

Sin embargo, la arrogancia de la clase política les hace preferir polarizar sobre el color de la camisa que usa un candidato o hacer pedazos su acta de nacimiento.

Falta el cierre de la temporada con el debate del sábado 21 entre aspirantes a la gubernatura. Ojalá se concentren en lo importante y nos digan cómo le van a hacer.

Lo que aún nos falta por ver.

CUENTA REGRESIVA

Sandra Romero (Romería)

Faltan 19 días para la jornada electoral y los ánimos se encienden rumbo a lo que seguramente es la elección más esperada en Quintana Roo, donde por primera vez una mujer gobernará la entidad.

Y es precisamente por los tiempos que ya prácticamente están encima que las y los candidatos a la gubernatura de Quintana Roo ya se preparan para los cierres de actividades, los cuales iniciarán incluso desde antes del debate programado para este sábado 21 en la capital del estado.

Si bien son cinco los candidatos, tres mujeres y dos hombres los que van por la silla de la 22 de enero, quien prácticamente ha pasado desapercibido es Nivardo Mena, del partido Movimiento Autentico Social (MAS), a quien no se le ve ni se le escucha en una campaña que en ocasiones ha subido de tono por las descalificaciones de unos contra otros.

Sin embargo y si quieren llegar a todos los rincones, sectores y organizaciones, las candidatas y candidatos no pueden perder tiempo y deben comenzar en pocos días con la segunda vuelta a la entidad, entiéndase cerrar campaña en el sur, centro y norte de Quintana Roo, y aprovechar al máximo los dos meses de actividades proselitistas que concluyen el 1 de junio próximo.

Por otro lado, el Instituto Electoral de Quintana Roo realiza los debates entre los candidatos a diputados locales, los cuales si bien son un ejercicio democrático importante para llegar a los electores, no han resultado del todo atractivo para los ciudadanos cuando vemos las mismas promesas de aquellos que quieren conformar la XVII Legislatura.

Lo interesante será ver quien, desde ahora y con los reflectores y cámaras como testigos, se compromete a despenalizar el aborto en Quintana Roo y no solo a revisar las propuestas que ya se ingresaron, que explique cómo y con qué acciones van a detener los feminicidios y garantizarán la seguridad de las mujeres en Quintana Roo. Esos son precisamente temas que no todos quieren enfrentar, pero que sí afectan directamente a las mujeres que exigen se les garantice vivir libres de violencia.

A esperar pues el desarrollo de todos los debates de los candidatos a diputados, y el plato fuerte que sin duda será el encuentro estelar del sábado 21 entre las candidatas y candidatos a la gubernatura de Quintana Roo. Hasta la próxima.

DE PENA LOS DEBRAYES, MAL LLAMADOS DEBATES

Joaquín Quiroz

Una lástima lo que se ha observado en los debrayes, no debates, de quienes aspiran a ser diputadas y diputados locales, es en su mayoría la vergüenza que dan quienes aspiran a un cargo de elección popular. Es lamentable ver que solitos y solitas se exhiben, una pobre disertación de la gran mayoría, más de chiste y broma parecen varios de los que ahí pasan.

En estos debates en los que sale a relucir lo voraz en gastar presupuesto de los quintanarroenses el Instituto Electoral de Quintana Roo (IEQROO) ya que no se explica uno que casi un millón de pesos se “gasta” el órgano electoral realizando los debates en instalaciones públicas del Sistema Quintanarroense de Comunicación Social (SQCS), por lo que el reparto entre consejeros debe estar muy bueno.

Una penita dan la gran mayoría de candidatas y candidatos que reflejan ignorancia, pánico de hablar y ser escuchados, y si se ponen así de temerosos en un debate ni que pensar de la máxima palestra de la entidad, un nivel muy bajo.

Lo peor del asunto es que hay algunas y algunos que están en funciones y buscan ser reelectos y su participación en los debates nomás reflejan su verdadera personalidad y si por su aparición en los debates dependiera la aprobación popular estarían más que reprobados.

De pena ajena muchas y muchos que no importa el nivel académico, el ridículo lo hacen igual, ya que la mala dicción, pobreza de lenguaje y mensaje nos permite ver que si ya se ha criticado en mucho a la XVI legislatura, la XVII va que vuela para estar así o peor, ya que es una pena que gente tan poco preparada sin conocimiento o tablas políticas aspiren a ser legisladores.

De plano tan mal está el electorado quintanarroense para cargar con semejantes candidatos o candidatas a diputadas y diputados, no hablemos de colores o ideologías, es de pena ver a gente insegura, ignorante dando pena y un show que lo único de lo que son dignos, es de lástima.

MINAS EXPLOSIVAS…

Le sube el agua al cuello a Lili Campos quien todavía cobra como edil de Solidaridad, de quien queda de manifiesto su nulo liderazgo y que alcanzó sus cargos gracias a que le hicieron la chamba y campaña diversos operadores.

Ya que ella en funciones demuestra su desconocimiento e ignorancia política, se le siguen yendo los regidores a otros partidos y con eso empieza a perder la de por sí poca gobernanza que tenía a punto de quedarse sin votos ni aliados en el Cabildo que todavía preside.

Si así cómo apoya a su candidata a gobernadora Laura Fernández Piña y a su alfil a la diputación Kira Iris ejerciera liderazgo en Playa del Carmen, otro gallo cantaría a la edil que además de estar apestada el próximo sexenio, se queda sola y como alcaldesa sigue sin avanzar y al contrario, hundiendo al octavo municipio donde ni en sueños puede ser reelecta.

COMPETIR CONTRA ANDRÉS MANUEL ES MISIÓN IMPOSIBLE

Javier Chávez Ataxca

El desarrollo de las campañas no ha alterado la tendencia marcada desde antes del inicio de la competencia por la gubernatura y las 15 diputaciones locales, porque todo ha girado y sigue girando en torno a la gigantesca imagen del Presidente Andrés Manuel López Obrador, rector, benefactor y Sumo Pontífice cuyos niveles de popularidad congelan a todos sus adversarios condenados a la anemia, compitiendo sin atreverse a desafiarlo.

No es cosa menor que los dos candidatos que intentan alcanzar a Mara Lezama se hayan desprendido de Morena y de la 4T: el senador José Luis Pech Várguez, quien en Movimiento Ciudadano ha sufrido en carne propia las dificultades de ir cuesta arriba compitiendo contra una marca con tintes de religión.

Y en otro frente combate Laura Fernández Piña, quien en el pasado proceso federal de 2021 fue candidata a la diputación federal por el cuarto distrito del norte, obteniendo el triunfo con la casaca de Morena, aunque la postuló el Verde Ecologista.

Ni el gobernador Carlos Joaquín se atreve a desafiar electoralmente al Presidente, quien domina a placer en Quintana Roo y ahora con la generosa derrama de sus programas clientelares que llegan a todos los estratos sociales, desde jóvenes inexpertos hasta ancianitos.

En Andrés Manuel se encuentra la explicación del poderío de Morena que no hace imbatible, por más esfuerzos hechos por Laura Fernández y el Doctor Pech, quienes compiten muy en serio pero este ingrediente no basta para vencer.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img