spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
HomeCampo MinadoEl ERROR DE LILI CAMPOS

El ERROR DE LILI CAMPOS

CAMPO MINADO.

Anwar Moguel

Figura central del panismo quintanarroense al gobernar uno de los municipios más prósperos del Estado, la alcaldesa de Playa del Carmen, Lili Campos Miranda, enfrenta una disyuntiva que está encarando con tibieza, intentando estar con Dios y con el diablo al mismo tiempo.

Y es que mientras le alza la mano a “su candidata” Laura Fernández Piña, a la que prometió apoyar como buena panista, al mismo tiempo envía mensajes a la candidata de Morena, Mara Lezama Espinosa, de que no encontrará en su terruño verdadera oposición electoral en su camino rumbo a la gubernatura.

Claro, Lili Campos sabe que los números no están a favor de Laura Fernández y que todo indica que la próxima gobernadora será Mara, por lo que no quiere pelearse de antemano con ella en el ring electoral esperando que esto sea suficiente para recibir el apapacho para su reelección en el 2024.

Su error, es que su tibieza le puede costar muy caro, ya que está impulsando para la diputación local de su distrito a Kira Iris San, su suplente en el Congreso local y aliada de muchos años. Kira puede competir en serio si la alcaldesa opera fuerte dentro de su demarcación, pero de hacerlo, le estaría pegando también a Mara, cosa que no quiere hacer por ningún motivo.

Pero de no respaldarla, le deja manga ancha a Cristina Torres para que lleve de la mano a la virtual candidata de Morena a la diputación, Estefanía Mercado, colocándose la propia Cristina una vez más como la principal figura de poder político en la demarcación y sepultando sus esperanzas de reelección.

El error de Lili es la indefinición. Bien le haría recordar la célebre frase de Winston Churchill: él que se humilla para evitar la guerra, tendrá la humillación y también la guerra. Ahí nomás.

Le urge chamba y fuero a Antonio López Pinzón; urge sea auditado y en su caso sancionado

Joaquín Quiroz

Un sinónimo de corrupción total en esta administración ha sido sin duda alguna el todavía titular de la Comisión para la Juventud y el Deporte de Quintana Roo (COJUDEQ), Antonio López Pinzón, quien sin duda es uno de los más cuestionados vividores del erario del actual gobierno, ya que amasó una fortuna gracias a la realización de negocios y cochupos poco claros a nombre del deporte quintanarroense.

La estela de corrupción en la COJUDEQ es innegable, ya que no existen integrantes de órganos colegiados de deportistas o atletas que no tengan alguna queja en contra de “Tony López”, quien ha hecho una serie de actos poco transparentes y claros en los que su nombre sale a relucir, como rentar hasta Veracruz “arena” para un torneo mundial de volibol de Playa en Quintana Roo, negocio absurdo y millonario que le reportó dividendos de cientos de miles de pesos al funcionario del deporte.

Entes de adorno como la Fiscalía Anticorrupción o el Tribunal de Justicia Administrativo han sido omisos en contra de López Pinzón, ya de la secretaría de la impunidad, conocida como la de la Contraloría, ni hablamos.

Es inminente revisar y si es el caso sancionar a Antonio López Pinzón, quien de por si no ha tenido un desempeño sobresaliente y las cuentas no le salen. Hay situaciones que no han cotejado en esa instancia, como rentar arena para torneos de voleibol playero por más de 7 millones de pesos.

Mudó al Centro de Alto Rendimiento CEDAR de Chetumal a Cancún y sin más ha ejercido un presupuesto millonario con todo y pandemia y los números en el deporte de la entidad son de los peores que se tengan registrados. Si todo esto no fuera suficiente ahora Tony López quiere ser diputado, y ya incluso ha dicho que él se paga su campaña y apoya en lo que se requiera, según nos refieren.

Tony López quiere incrustarse en MORENA y ser un candidato de ellos al Congreso del Estado, total dinero para la campaña es lo que le sobra, por lo que es urgente que antes de que siga con esas absurdas aspiraciones y contamine el ambiente político, sea investigado por todos los hechos de presunta corrupción que obran sobre él. Quintana Roo no merece funcionario ni menos un posible diputado con ese hedor a corrupción y rapiña, de este nuevo millonario sexenal.
MINAS EXPLOSIVAS

Por vez primera Quintana Roo tendrá una jefa política, en la persona de Mara Lezama, quien llega fuerte y consolidada a lo que será su tercera campaña ganadora, ahora en esta ocasión rumbo a la gubernatura. Sin más la futura gobernadora teje y fino un camino que la consolida como la máxima figura femenina que ha tenido la entidad, y que a partir del 25 de septiembre gobernará al más joven de los Estados de México.

Este fin de semana Mara Lezama estuvo junto a sus futuras homólogas, gobernadoras de MORENA y la jefa de gobierno, la presidenciable Claudia Sheimbaum. Ahí la futura gobernadora de Cancún demostró que va con todo no sólo a gobernar Quintana Roo, sino a fomentar esa relación de altos vuelos que la catalogan en otro ámbito y nivel político.

Mara en el foro de gobernadoras

Sandra Romero

A partir de este lunes Mara Lezama estará ya de licencia para contener en el proceso electoral de junio próximo, y este sábado participó en un encuentro con mujeres gobernadoras de la 4T.

Ahí dijo que la fuerza de la transformación está en las mujeres, precisamente en ese primer Foro Mujeres de y por la Cuarta Transformación, con la jefa de Gobierno de la Ciudad de México y las gobernadoras de Campeche, Baja California, Colima, Guerrero y Tlaxcala.

Mara Lezama afirmó que la fuerza de la transformación de la vida pública de México está en las mujeres, quienes unidas lograrán un país más justo.

Las mujeres gobernantes de Morena saben que no se pueden dar el lujo de fallar como en muchas ocasiones lo hacen los hombres y que si bien Morena ha sido el camino para el acceder a la igualdad y representa una nueva forma de gobernar, les queda claro que el compromiso es doble.

“Las mujeres que militamos en este partido sabemos que no podemos fallar y asumimos el compromiso de construir un futuro distinto para México”, expuso la virtual candidata a la gubernatura de Quintana Roo.

En ese evento se notó la unidad que se teje en Morena con la participación de un nutrido grupo de morenistas de Quintana Roo, entre ellos la diputada federal Alma Anahí González Hernández y el también legislador Alberto Batun, y la ex diputada Mildred Ávila Vera.

El estrepitoso fracaso de dos Legislaturas a partir de la del “Cambio”

Javier Chávez Ataxca

Llegaron sin mancha con el gobernador Carlos Joaquín proclamando un punto de arranque limpio y democrático a partir de 2016, al inaugurar el pomposo “Congreso del Cambio”. La expectativa era enorme y mucha la necesidad de creerles para una ciudadanía harta del mandato de priistas que alcanzó su estado más dañino en el gobierno de Roberto Borge Angulo, quien renovó y amplió a la empresa Aguakan la concesión del agua potable, incluyendo ahora al municipio de Solidaridad, donde brilla Playa del Carmen.

La anterior Legislatura fue un fraude y poco hay de rescatable, aunque destaca la sepultura de la Gran Comisión que a partir de 1975 y hasta 2019 concentró toda la toma autoritaria de decisiones políticas y financieras. El panista Eduardo Martínez Arcila cerró el ciclo para abrir paso a la Junta de Gobierno y Coordinación Política estrenada por esta Legislatura, considerada por la inmensa mayoría la peor de toda nuestra historia, revisando otras en el fango de la mediocridad y siempre bajo el yugo del Ejecutivo.

En la anterior, la del “Congreso del Cambio”, no sorprendía que panistas y perredistas estuvieran al servicio de Carlos Joaquín, porque se justifica que marchen en sintonía impulsando la agenda del gobernante. Pero en la actual, dominada por Morena con sus aliados de la 4T –el Verde Ecologista y el PT–, no hay la mínima justificación para su vocación de lacayos habituados a exprimir un jugoso presupuesto heredado por el villano Beto Borge, quien al intentar blindarse permitió que el Congreso disfrutara a manos llenas un presupuesto que urge en áreas sensibles del estado.

Édgar Gasca Arceo y Reyna Durán Ovando lo hicieron muy mal en Morena, pero Gustavo Miranda García –del Verde Ecologista– los dejó como primerizos. Eduardo Martínez Arcila tiene su oportunidad y va a medio partido.

Pronto conoceremos los nombres de los 25 que pretenden ser diputados locales: 15 de mayoría relativa y 10 de representación proporcional. Los iremos viendo con los colores de Morena, Verde Ecologista, PT, PAN, PRD y PRI, decididos a no cambiar para que siga el festín con un pueblo damnificado que en la elección del dos de junio de 2019 reportó niveles de abstencionismo de escándalo, ya que los desprecia o les tiene sin cuidado quiénes llegan o quiénes se van

ARTÍCULOS RELACIONADOS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img